RADIO DIGITAL SAN JUAN

Efemérides del 20 de julio

REDES SOCIALES

El 20 de julio de 1973 falleció en Hong Komg Bruce Lee, icono de las artes marciales por excelencia, actor y escritor estadounidense de 32 años.

El 20 de julio de 1969, el comandante de la misión Apollo 11, Neil Armstrong, se transformó en el primer hombre en pisar la Luna. Casi 600 millones de telespectadores en todo el mundo escucharon sus primeras palabras: “Este es un pequeño paso para el hombre, y un gran salto para la humanidad”.

El 20 de julio de 1989 murió el actor y comediante argentino Juan Carlos Altavista. Sus comienzos fueron en el Teatro Infantil Lavardén, aunque el personaje que lo hizo famoso fue Minguito Tinguitella, que nació de una idea de Juan Carlos Chiappe y se sumó a “Polémica en el bar”.

El 20 de julio de 1947 nació el célebre guitarrista mexicano Carlos Santana.

El 20 de julio de 1923 fue asesinado Pancho Villa, líder mexicano y primer gran revolucionario del siglo XX.

El 20 de julio del año 356 a. C. nació el rey macedonio Alejandro Magno, uno de los mayores conquistadores de toda la historia.

“La amistad es la virtud más sobresaliente porque es desinteresada”

Enrique Febbraro, responsable que hoy celebremos.

“La amistad es la virtud más sobresaliente porque es desinteresada”, decía Enrique Febbraro, un porteño que hizo de todo, y que pasó a la historia como el responsable de que todos los 20 de julio los festejamos con nuestros amigos.

Febbraro fue odontólogo, psicólogo, escritor, profesor y músico, entre otras tantas ocupaciones. Incluso, llegó a ser candidato, en dos oportunidades, al Premio Nobel de la Paz. Había nacido en la ciudad de Buenos Aires y por muchos años residió en Lomas de Zamora, donde tenía su consultorio. Enviudó en dos oportunidades, tuvo dos hijos y cuatro nietos.

Como tantas millones de personas en todo el mundo, el 20 de julio de 1969 Febbraro estaba pegado a la pantalla de los viejos televisores que, en blanco y negro, mostraban las primeras imágenes del Apolo XI y el increíble fenómeno de los astronautas caminando sobre suelo lunar. Ahí mismo, según relató en diversas oportunidades, tuvo la idea de promover el 20 de julio como el Día del Amigo. Partía del concepto que la amistad era la máxima virtud por el desinterés que llevaba implícito.

Y así fue como decidió mandar un millar de cartas a destinatrios de todo el mundo donde explicaba que había vivido el alunizaje como un gesto de amistad de la humanidad hacia el universo y que estaba convencido que un pueblo de amigos se transformaría en una nación imbatible.

Decía que todo el planeta estaba pendiente de los tres astronautas. “Fuimos sus amigos y ellos, amigos del universo”. Cerca de setecientas personas respondieron a su iniciativa. Su sueño estaba en marcha.

En 1972 registró su idea en el registro de la propiedad intelectual, que donaría al Rotary Club, del que era miembro. En Lomas de Zamora fue declarado vecino ilustre y gracias a él ese partido fue declarado formalmente Capital Provincial de la Amistad.

En 1979, el Decreto 235 del gobierno de la provincia de Buenos Aires, establecía: “Auspíciase la celebración del Día Internacional del Amigo a realizarse el día 20 de julio de cada año”.

“Un amigo no da consejos, ayuda, acompaña”, destaca el Rotary Club del que Enrique Febbraro era un socio activo. “Mi amigo es mi maestro, mi discípulo y mi condiscípulo. El me enseña, yo le enseño. Ambos aprendemos y juntos vamos recorriendo el camino de la vida, creciendo. Sólo el que te ama te ayuda a crecer”.

Febbraro falleció el 4 de noviembre de 2008. Y además de ser despedido en su ciudad natal como “un vecino ilustre”, todo un país lo recuerda año tras año en este fecha como un “gran amigo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *